¿Qué es y para que sirve desarrollar la Marca Empleadora?

Según la definición de diversos autores, podemos decir que Marca Empleadora es la reputación que tiene una organización con sus integrantes, que a su vez ellos reflejan hacia el exterior. Pero no está solamente definida por sus propios empleados, sino también por otros integrantes del mercado laboral, como ex empleados, potenciales candidatos a cubrir vacantes, entre otros.

Uno de los principales objetivos de construir y desarrollar la marca empleadora es atraer y retener al mejor talento, como también fortalecer el compromiso de los miembros de la organización, lo que se verá reflejado en la productividad y el logro de objetivos.

Carolina Borracchia, una experta e investigadora del tema, nos aconseja diferenciar entre tres variables que confluyen en la Marca Empleadora. Por un lado, la Posición, haciendo referencia al puesto específico que ocupa cada persona dentro de la organización, por otro la Industria, que se refiere al mercado donde está inserta la empresa y su relación con el entorno y, finalmente la Compañía propiamente dicha. Conociendo estás tres esferas, sabemos que nosotros tenemos dominio y podemos trabajar con más profundidad sobre una de ellas, nuestra cultura, pero sin dejar de considerar el efecto de las otras dos.

Una de las vías para desarrollar la marca empleadora es identificar las fortalezas de la organización para poder trabajar sobre ellas y también aprender a comunicarlas eficientemente. Por ello, la implementación del proceso requiere de la participación de áreas como Recursos Humanos, Marketing y Comunicación.

Algunos factores que pueden tener valor entre los integrantes (o potenciales) de la compañía son los beneficios monetarios, ya sea salario o descuentos, la posibilidad de realizar capacitaciones y desarrollarse profesionalmente, acceder a un seguro médico de calidad, entre otros. A su vez, también es posible identificar valores intangibles que tienen influencia sobre la marca empleadora, como lo son la flexibilidad horaria, oportunidades de crecimiento, dinámicas laborales, días de vacaciones, por mencionar algunos.

Es importante destacar que hoy en día, las personas son quienes eligen donde trabajar y es parte de nuestro trabajo hacer que se sientan atraídos por nosotros. Por ello, el desarrollo de la marca empleadora facilita el proceso de selección, ya que son las personas quienes se interesan por trabajar en la empresa y aplicar a nuestras búsquedas laborales, al mismo tiempo que reduce el índice de rotación y en consecuencia los costos de dicho proceso.

0 Shares

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.